Siempre he dicho que los humanos nos parecemos a los animales y cada uno tenemos el nuestro. Una amiga muy querida me llamaba ardilla ..ardi ..y me encantaba , porque decía que siempre estaba saltando de árbol en árbol, de tienda en tienda, buscando frutos para crear nuevos diseños.

Mi ardilla interior ahora es más reposada y descansa más, por suerte.

 

Ardilla

Os puesto una cerámica maravillosa del Museo Nacional de Bellas Artes de Madrid.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies