Con estas fotos termino mi relato de Semana Santa bajo mis vivencias en Tierra Santa.

Os comparto mi más preciado tesoro en foto..poder besar la piedra donde depositaron a Jesús cuando le bajaron de la cruz,  ya muerto , para ungirle con los santos óleos y aceites según el rito judío. Ahí la Virgen le colmó a besos y le abrazaría con tanto dolor y amor..

Piedra de Jesus

De ahí que pude pasar al santo Sepulcro y lo besé con devoción y también la losa donde estuvo enterrado y que un día como hoy de hace 2017 años, se movió y salió caminando porque había resucitado. Así dicen las escrituras y así creo porque soy cristiana .

Santo sepulcro

Son segundos los que puedes estar dentro, pero te quedan grabados para la vida entera. El olor es continua presencia y siempre que sé que va alguien allí le aconsejo que lo haga y que reciba el mismo buen aroma que me ha quedado patente para siempre.