Me encuentro hoy en el hotel maravilloso de las bodegas de Marqués de Riscal . Un sueño cumplido y vivido , pues desde el año 2004 supe que sería Frak O.Gehry el arquitecto del mismo y he vivido con ilusión su evolución desde hace ya doce años , esperando algún día poder venir ..y aquí estoy !

Os iré contando detalles pues no paro de hacer fotos ya que todo me gusta .

Es imponente y como tal espectáculo , os lo comparto porque lo que vivo como un regalo siento que es para todos los que lo van a disfrutar como yo .

El arquitecto dijo que había intentado que el edificio pareciera que está flotando en medio de los viñedos respetando a la vez el entorno; Dijo que “ el edificio necesita tiempo pues al principio parecía un poco raro pero luego se consolida en las mentes “.

Dijo así : “ He querído diseñar algo excitante porque el vino es placer “  y yo lo confirmo y opino también así .

 

8B425110-DFCF-4199-9A76-892512C37A84 EF705505-E4EB-459D-AE67-C03A6072D03A B5572C23-3F7D-434F-BB6A-53747C26D234

 

Todo está envuelto en cascadas de titanio (canopies) coloreado en rosa, oro y plata que a la luz del día refleja en sus curvas las tonalidades rojizas del vino tinto, el dorado de la malla y el plateado de la cápsula de la botella de vino de Marqués de Riscal.

Las fachadas de piedra y los ventanales de madera establecen diálogos y contrastes con los tradicionales edificios del siglo XIX del entorno, utilizando una piedra arenisca con la misma tonalidad de la arquuitectura tradicional en esa zona.