Me encuentro hoy en el hotel maravilloso de las bodegas de Marqués de Riscal . Un sueño cumplido y vivido , pues desde el año 2004 supe que sería Frak O.Gehry el arquitecto del mismo y he vivido con ilusión su evolución desde hace ya doce años , esperando algún día poder venir ..y aquí estoy !

Os iré contando detalles pues no paro de hacer fotos ya que todo me gusta .

Es imponente y como tal espectáculo , os lo comparto porque lo que vivo como un regalo siento que es para todos los que lo van a disfrutar como yo .

El arquitecto dijo que había intentado que el edificio pareciera que está flotando en medio de los viñedos respetando a la vez el entorno; Dijo que “ el edificio necesita tiempo pues al principio parecía un poco raro pero luego se consolida en las mentes “.

Dijo así : “ He querído diseñar algo excitante porque el vino es placer “  y yo lo confirmo y opino también así .

 

8B425110-DFCF-4199-9A76-892512C37A84 EF705505-E4EB-459D-AE67-C03A6072D03A B5572C23-3F7D-434F-BB6A-53747C26D234

 

Todo está envuelto en cascadas de titanio (canopies) coloreado en rosa, oro y plata que a la luz del día refleja en sus curvas las tonalidades rojizas del vino tinto, el dorado de la malla y el plateado de la cápsula de la botella de vino de Marqués de Riscal.

Las fachadas de piedra y los ventanales de madera establecen diálogos y contrastes con los tradicionales edificios del siglo XIX del entorno, utilizando una piedra arenisca con la misma tonalidad de la arquuitectura tradicional en esa zona.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies