La semana pasada asistí a mi visita mensual de la ciudad y concretamente el Monasterio de las Descalzas Reales, del que otro día os hablaré.

Suelo ir en tren de cercanías y al salir de Príncipe Pío había mucha gente en la puerta totalmente enganchados a los peores vicios; el vigilante me dijo que había mucho trabajo allí..subí caminando y vi mucha gente bebiendo a las 9 am..mucho consuelo al frío y a la desesperación en el alcohol. Al cruzar los Jardines de Sabatini, un delicado hombre de mantenimiento me dijo que me acompañaba él porque había gente peligrosa y que no era seguro que fuera sola ..que concretamente dos mujeres con gorro de dedican a robar los bolsos..madre mía qué miedo pasé .

Qué pena ..esto me limitará seguro..con lo voladora que me siento caminando por las calles..me cortaron un poco las alas.

 

IMG_7050