En esta butaca antigua de un restaurante en Pals..no os parece genial ? Aquel comedor me recordó un paladar cubano.

Cómo me gusta valorar cada detalle del día a día..la vida es maravillosa.

pals