Ayer viví un día muy completo y bueno hasta que al llegar a casa y abrir el maletero resultó que estaba vacío y que me habían robado todo, todo sin haberme enterado..ni forzado y sin dejármelo abierto porque insisto siempre mucho en cerrar todo automáticamente. Una pena y más porque fue en un parking del centro de Madrid al cual llamo para revisar las cámaras y me dicen que no funcionan..que no graban ¡  ..no voy a nombrar con detalle pero la clave fue que debieron de ver una cámara canon buenísima que llevaba a revisar y se llevaron mi casita viviente porque viajo con ella..así es que hoy no podré vestirme de deporte pronto por la mañana porque me robaron el equipo entero y mis zapatillas hechas a mí..ay ese chal de lana de la Patagonia..como ya me han robado más veces, pienso que alguna vez me encuentro por la calle a alguien con algo mío y los cazo..ya no merece la pena sufrir por ello, pero que rabia da..

La otra vez que me robaron también fue en tarde de teatro.

Slide_04

La obra se centraba en un ajuste de cuentas entre la Princesa de Éboli y santa Teresa de Jesús..

Os dejo un poema de San Juan de la Cruz que ayer recitaron que siempre me ha gustado :

Vivo sin vivir en mí
y de tal manera espero,
que muero porque no muero.

1. En mí yo no vivo ya,
y sin Dios vivir no puedo;
pues sin él y sin mí quedo,
este vivir ¿qué será?
Mil muertes se me hará,
pues mi misma vida espero,
muriendo porque no muero.

2. Esta vida que yo vivo
es privación de vivir;
y así, es continuo morir
hasta que viva contigo.
Oye, mi Dios, lo que digo:
que esta vida no la quiero,
que muero porque no muero.

3. Estando ausente de ti
¿qué vida puedo tener,
sino muerte padecer
la mayor que nunca vi?
Lástima tengo de mí,
pues de suerte persevero,
que muero, porque no muero.

4. El pez que del agua sale
aun de alivio no carece,
que en la muerte que padece
al fin la muerte le vale.
¿Qué muerte habrá que se iguale
a mi vivir lastimero,
pues si más vivo más muero?

5. Cuando me pienso aliviar
de verte en el Sacramento,
háceme más sentimiento
el no te poder gozar;
todo es para más penar
por no verte como quiero,
y muero porque no muero.

6. Y si me gozo, Señor,
con esperanza de verte,
en ver que puedo perderte
se me dobla mi dolor;
viviendo en tanto pavor
y esperando como espero,
muérome porque no muero.

7. ¡Sácame de aquesta muerte
mi Dios, y dame la vida;
no me tengas impedida
en este lazo tan fuerte;
mira que peno por verte,
y mi mal es tan entero,
que muero porque no muero.

8. Lloraré mi muerte ya
y lamentaré mi vida,
en tanto que detenida
por mis pecados está.
¡Oh mi Dios!, ¿cuándo será
cuando yo diga de vero:
vivo ya porque no muero?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies