Las llagas de la conciencia no cicatrizan.

pendientes-aros-clasicos-perla-ok