Asignatura pendiente del año pasado: ir a comprar pescado al mercado para comerlo fresco cada día . Un espectáculo todo el conjunto incluido redecillas del pelo de las mujeres, diferentes en cada puesto.

Pareciera un cuadro de Sorolla llamado así y que habita en el museo Del Prado.

 

Y aún dicen que el pescado es caro

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies