Cuánto saben y nos podrían enseñar de su humildad y sencillez.
Escenas así en este día que pasé fuera en un pueblo de Santander..en San Sebastián de Garabandal.
Qué bello es España.
Qué importante es «oxigenarse» y «recargar pilas» de vez en cuando y si es en este entorno, mejor.
El sonido de los cencerros de las vacas y ovejas pastando; los pájaros cantando como locos entre los pinos; la niebla y el frescor y la humedad del norte; las campanas de la iglesia que tocaban cada rato y que ya ni escuchas; la forma de dormir a pierna suelta..el parar del tiempo, la desconexión; pleno descanso..las personas mayores caminando con sus bastones; ellas con sus batas y ellos con sus chaquetas de punto y con boinas..el olor a paz +

Pin It on Pinterest