san Fermin
pamplona
A Pamplona hemos de ir..
Así dice el dicho y la canción..
Pues bien, en Pamplona estuve la semana pasada y me fotografié con san Fermín. Sobre ese muro le cantan al santo antes de empezar cada encierro.
No me gustan los toros ni nada que haga sufrir a los animales..tampoco la caza, lógico con mi pensamiento de defensa de la vida, por mucho que me traten de convencer. Hice el recorrido por la calle Estafeta hasta la plaza de toros y preparaban todo con inmensa ilusión..hasta había un marcador en la calle que decía los días y minutos que faltaban para el chupinazo.
Volví muy tocada de la ciudad y su gente; calidad humana superior.
Comencé mi día en la Clínica Universidad de Navarra y es insuperable cualquier comentario que haga de la misma, su personal y equipo médico. Pasé una consulta con un médico extraordinario que me devolvió la paz y alegría que necesitaba. Me la recomendaron de tal manera que dije: necesito ir para sentir lo mismo y avanzar la vida. Pues así quiero recomendar al que lo necesite. Pienso en la cadena de amor vivida y aún lloro de emoción.
Viaje de ida y vuelta en tren, estupendo.
Pinchos y helado en el centro.
Iglesias imponentes por dentro.
Charla en la calle con las personas de toda una vida de la ciudad.
Feliz día de San Fermín ¡

Pin It on Pinterest