Envíos gratuitos para pedidos de más de 80€

A los jóvenes

educación
Ojalá lo tomaran en cuenta y se aprovechara cada hora de clase.
Sé casos de profesores que no pueden soportar la falta de respeto de sus alumnos.
Los padres tal vez no conocemos a nuestros hijos allí..las compañías no siempre son buenas. Entregamos la vida educando y el colegio debe continuar o no estropear la labor realizada en el hogar.
Joven , ponte las pilas ya que verás lo que te va a costar lograr tus objetivos y te puedes tirar de los pelos por lo que no hiciste o dejaste de hacer..

7 Comments

  • Laurhichi

    yo, como jóvena q soy (todavía xD), estoy completamente de acuerdo con Vero!!!! es importante estudiar, aunq hasta q no encuentras realmente lo q te gusta, estudiar puede ser un rollo!
    y respeto a los profesores, son personas como los demás, con su familia…. tenemos q estar agradecidos q haya alguien q kiera dedicar su vida a enseñar a los demás!

  • Verili

    Eres una chica verili que predicas con tu ejemplo ; muy joven , luchadora ..nunca te cansas y derrochas vida..por algo eres Verili..grcaias por tus palabras pues tengo una amiga que sufre siendo profesora por la juventud y sus no valores le va a gustar leerte .
    Bs a todos !!

  • alicia

    Laurhichi es un buen ejemplo de cómo deben ser los estudiantes: responsables, trabajadores… y a la vez respetando y valorando el trabajo impagable que hacen los profesores.
    Los padres muchas veces tiene gran parte de culpa en el comportamiento de algunos alumnos en las clases.
    Yo tengo el máximo repeto y admiración por los profesores, creo que necesitan una gran vocación para realizar su trabajo impagable.
    En mi casa teníamos seis hijos estudiando a la vez y nunca hemos consentido críticas injustas hacia los profersores, hemos seguido muy de cerca sus estudios y despues de muchos años, seguimos teniendo muy buena relación con muchos de los magníficos profesores que tuvieron.
    Mi hija pequeña, María, es profesora de primaria. Estudió empresariales, pero nunca le gustó y despues de casarse y tener su cuarto hijo, estudió magisterio que es lo que realmente le gustaba. No tiene trabajo, de momento, hace sustituciones, está la cosa muy mal, pero ella está feliz y yo más orgullosa «que la madre de la pantoja con la maestra del pueblo»
    Echo muuuuuucho de menos a MARISA ¿dónde estás?
    apareceeeee, te necesitamosssss!!!!
    Feliz día lluvioso, la lluvia es antipática, pero es muy buena, sobretodo para los vendedores de paraguas.

  • Sara

    Buenos días!!!
    Es verdad, Abu Ali, llamemos a Marisa ninininini
    Bueno, ya sabeís que yo fui profe en la Universidad, en 4 y 5, así que los alumnos ya están un poquito más «hechos». Debo decir que nunca me faltaron al respeto; eso sí, a veces, se ponían de palique, o si alguno preguntaba algo, los demás se ponían a hablar… Pero yo, mantenía la calma, y tenía el siguiente método: les llamaba la atención una vez y les decía que si no callaban, a la siguiente que organizaran bulla me iba de clase, dando por explicada la lección. Oye, como una balsa. Hablaba uno y los propios compañeros les espetaban: Sssshhhhhhhhhhh, jajaja
    Pequeñas triquiñuelas, no hay otra.
    Buen díaaa!! Ahh, y gracias por ese premio floral que me diste, Ali!!! qué guapa eres.

  • liliana

    Cuanta razón tienes de jóvenes no pensamos y solo actuamos y hay veces que muy mal y después las consecuencias .besos

  • Visent

    Para que que la juventud pueda tener una educación sana y en valores, tiene que comenzar a recibirlos en el núcleo familiar, los padres deben ser los primeros educadores, ahora bien la escuela y los proferosores deben ser susbsidiarios a esa educación aportando lo que les pueda faltar. Desgraciadamente todos estos requisitos están fallando en nuestra sociedad,y tenemos una juventud muy alejada de lo que debería ser, educada, sana y con alegria de vivir, solidaria, e ilusionada en alcanzar metas más trascentes y menos peligrosas, para obtener su felicidad.
    Buenas tardes a todos.

  • paqui

    Gran tema y delicado, delicado. Ahora atravesamos en mi familia por esta etapa, intentamos ayudar a nuestros hijos desde pequeños y creo que nunca vamos a acabar, que lucha, pero merece la pena, ayudarles desde el dialogo y siendo un poquito amigos, es decir un tira y afloja y ellos van cogiendo confianza en si mismos, tienen mucho que aprender y son como esponjas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

¡Bienvenido a Verili!

Regístrate y recibe un 10% de descuento en tu primera compra.