Yo duermo en Picolín..recordáis?
Así estaba el dormilón a las 12.30 am, tan a gusto; sin vergüenza y en el parque maravilloso de Retiro en Buenos Aires. Con almohada, los zapatos bien ordenados y…los osos amorosos al fondo.
«ssss que nadie me moleste..»
Es la ciudad del «Todo vale», te puedes encontrar lo más insólito y no hay cotillas al lado viéndolo. La conciencia bien tranquila que nadie critica, lo que me gusta mucho.

Pin It on Pinterest