A mí a los chicles de bolas gordas de colores; de esos que al morderlos eran tan duros que tenías que masticarlas con dolor de mandíbulas.
Son las bolas de los bolos; me ha salido un juego de palabras..je je.
Bonita estampa; parece que estuvieran esperando para salir a jugar. Recordáis el programa de El precio justo de hace tantos años que Joaquín Prat decía: «A jugaaaar» ¡ Pues venga, vamos a jugar con imaginación, que es viernes.

Pin It on Pinterest