Como buena influencia inglesa, en Argentina no se merienda y sí toman el té.
Unos amigos muy queridos pararon en el hotel Alvear..pobrecitos..y les acompañé y pude comprobar la belleza y delicadeza de este plato, ya enverilado.
Me puse a dieta con una doctora china y me fue muy bien; pero muy complicados esos alimentos y mezclas; al final volví a mis caprichos y levantan el cuerpo y el alma. Comiendo dulces estoy de mejor humor.
Besos azucarados+

Pin It on Pinterest