Tenemos a nuestro ángel de la guarda de tanto velar por nosotros..nunca me imaginé q pasear por el cementerio de la Recoleta iba a ser motivo de una clase de literatura..
Los escultores tienen mucho mérito pues parten de un trozo de piedra..y de ahí que salen pelos, uñas, arrugas, dedos..y paro porque podría seguir buscando aquello q me parece imposible a base de martillazos..

Pin It on Pinterest