Justo lo que soy incapaz de comer es lo que estaba en promoción. Por supuesto que ni por cortesía podría tomar riñón, hígado o molleja..pero qué me decís del mondongo?? y del Chinchulín que no lo conoce ni su padre ¡¡ y bueno, ya la tripa gorda te engorda sólo con pensarlo. Lengua para los charlatanes, como decían en el cole: ¿Comiste lengua? y sesos para los que necesiten pensar más.
Gracia me hace que se llamen menudencias pues son todo menos eso. Viva la pasta italiana.

Pin It on Pinterest