Ayer pasé el día entero cocinando para mis amigos de Bariloche; era la primera vez que cenaban en casa y quise esmerarme. No quería otro asado más y sí hice una comida española, para celebrar el triunfo en el mundial..porque aún sigue pesando el triunfo..y como dice mi marido de broma..por cuatro años más..
Me gusta cuando vuela todo pues significa que gustó. La tortilla de patatas salió exquisita y el pan tumaca fue una revolución por su nombre y por la fuerza del ajo y el buen jamón, además del tomate y el aceite de oliva puro.
Hice cientos de bolitas de carne..y pensaba de broma que quién me manda a mí hacer unas albóndigas..»tamaño copetín»..pues estaban de rechupete y no quedó ni una. Como hace frío, el cuerpo necesita calor en los alimentos.
Buenas tartas de postre y champán otra vez para brindar por la vida.
Lo mejor fue la gran ayuda de mis hijos; las niñas amorosas no me dejaban entrar en la cocina y ellas preparaban la mesa y todo mientras yo disfrutaba sentada ¡ y ya Luisito, sirviendo las bebidas, era para comérselo..aprendió a servir cerveza con y sin espuma..retiraba los vasos sucios, servía el agua..y lo mejor es que me cuenta que un amigo nuestro estaba «piripi» pues no paraba de servirle vino..qué risa..
Me gusta tanto leeros a todos..quiero conocer más verilianos..esta vida es una maravilla y os quiero a todos hoy más q ayer+

Pin It on Pinterest