Hoy he visto una ardilla atropellada y me ha dado una pena, pues podría haber sido yo ya que una amiga me llama así con mucho amor. Cuántas veces vemos perros, gatos, pájaros..y cerramos los ojos para no sufrir. Cada día veo en los animales más y más. Habremos visto desfilar por la calzada hasta erizos, toros, vacas..uf, recuerdo una vez en la Sierra de Grazalema que vimos buenas reses y que nos impedían pasar; qué miedo; lo peor fue que al lograrlo, vimos que venía en sentido contrario un señor con una moto; directa al peligro.Muchas veces me acuerdo de la situación y pienso cómo lograría pasar; así es la vida, unos salimos airosos deuna situación y otros la viven al extremos.

Pin It on Pinterest