Envíos gratuitos para pedidos de más de 80€

No hay productos en el carrito

Animales y hombres

Siempre he dicho que los humanos nos parecemos a los animales y cada uno tenemos el nuestro. Una amiga muy querida me llamaba ardilla ..ardi ..y me encantaba , porque decía que siempre estaba saltando de árbol en árbol, de tienda en tienda, buscando frutos para crear nuevos diseños.

Mi ardilla interior ahora es más reposada y descansa más, por suerte.

 

Ardilla

Os puesto una cerámica maravillosa del Museo Nacional de Bellas Artes de Madrid.

3 Comments

  • Susana

    Ardi, qué simpático apodo, qué dulce…
    Ardilla interior reposada, claro, ya adulta, puff! qué bueno, descansa más!
    Siempre creativa y amorosa, con ojos que sonríen!

  • Marisa

    A mi me gustaría ser un colibrí.
    Abrazos

  • alicia

    A mi hijo Juan siempre le han llamado sus amigos COLIBRÍ por lo libre… lo alegre… lo exótico.
    A mi hace poco unas buenas amigas me bautizaron con DELFÍN, todo un lujo de compación.
    Abrazos a mi querido zoo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *