Ayer tarde se fue la luz y no pude escribir mi diario como cada noche. Madrugo para hacerlo.Como hace tantísimo calor y este año se han puesto muchos aires acondicionados, pues la energía no soporta tanto y dice que ya está bien. Parece ser que es normal que se vaya la luz todos los días. El primero tenía asistenta para planchar y no había luz; anoche fui a freir los filetes de la cena y tuvimos que tomar queso. Montamos un campamento de velas y nos acostamos pronto. Creo que fue a posta para que por fin durmiera y mis neuronas se regeneren, que falta les hace. Esta mañana, todo estaba encendido, hasta la tele; lo malo que la nevera ha soltado todo el agua. Me imagino que habrá durado toda la noche.
Dicen que después del apagón de New York, nacieron muchos hijos 9 meses después.

Pin It on Pinterest