El calor insoportable ha permitido que lleve 4 días metiéndome en la piscina..breve..no me gusta el agua..y ayer un exceso ¡..una hora haciendo gym con una amiga..una locura en mi vida ..y qué bien me he sentido después..mientras su hijo saltaba a «bomba » y pedaleábamos..ese sonido me recordó a cuando éramos niños y deseábamos bañarnos en la piscina pero lo teníamos prohibido por ser el tiempo de la siesta..mínimo dos horas para hacer la digestión..y de repente se escuchaba en la piscina de los vecinos el sonido del agua al nadar..justo igual que ayer..y pedíamos muchas veces a nuestros padres que nos dejaran..pero nada..no eran tan blandos como ahora la nueva paternidad en que los niños dominan.

También recuerdo al escribir el diario..el sonido de la escalera de casa de mis padres cuando nos metíamos..y a mi padre quitarse las gafas para lanzarnos a los hijos por los aires..y los peinados que hacíamos con las primas bajo el agua..y las diferentes maneras de tirarnos a la piscina..los mocos de uno y el bañador que se le bajaba a otro..

IMG_5118
Nuestra perrita mascota de Verili sufre cuando nos bañamos ..ladra porque piensa que estamos en peligro..qué fidelidad..ella también se baña.

Pin It on Pinterest