Si atienden de la misma manera que su nombre.
El amor mueve el mundo; lo necesito para vivir. Esta ciudad derrocha amor. Buenos Aires es caótico pero amoroso.
Recibo mucho amor en los taxis y en mis charlas con los porteros. Mañana daré todo mi amor a los peregrinos de la calle;sufro un poco menos por ellos pues dejó de llover y pasarán menos frío por las noches con la llegada de la Primavera.
«Amor, amor..nació de ti, nació de mí, de la esperanza..nació de Dios para los dos, nació del alma»

Pin It on Pinterest