El no y el sí son breves de decir y piden mucho pensar.