Así somos, pesadas y repetitivas tal vez, pero gracias a que nuestras madres así lo fueron, aprendimos a ser buenas en esta difícil tarea.
También a todas las que no los pudieron tener, a las que son madres de sus sobrinos, de los hijos de sus amigos, a las que cuidaron los bebés de otros al nacer, a las que criaron a nuestros hijos como una segunda madre, a las mamás de las muñecas..a todas, feliz día.