Hemos celebrado en casa el comienzo del 2010 y a mi hijo se le ocurrió la idea de comprar serpentinas y gorritos, todo lo que menos me puede gustar..y además con purpurina de esa fuerte que se queda bien pegada y que te persigue ya por días y hasta luce a modo de lunar en el ojo o donde sea..hasta Kun lució gorito a modo de M. Jackson y se comió varias matasuegras y no comprendía a dónde iban a parar los globos q estallaban..
Se fueron los amigos y no me puedo acostar con todo sucio, así es que con aspiradora en mano me he acordado de mi madre cuando terminábamos la Navidad y siempre le ayudaba a mi abuela a dejarle todo perfecto. La verdad es que esa tontería que se dice de «no pasa nada, luego lo hago yo..» cuando te toca hacerlo te dan las mil. A mí no me importa nada recoger en el silencio de la noche y me pongo metas tipo: » a ver si en 5 viajes llevo los vasos..».
Hemos terminado el año brindando y dando gracias por lo algo concreto que vivimos y hemos pedido algo cada uno; os confieso mi petición: alegría, pues con el cambio hormonal me ha costado mucho volver a sonreír.
Hemos cenado muy rico y he picoteado bombones pues me gusta probarlos todos y acordarme de Forest Gump.
Antes de acostarme, os doy la bienvenida en este año en donde espero que participéis los que no os atrevisteis; ya no estamos para perder el tiempo; queremos conoceros pues no sabéis lo que ganáis; es una necesidad vital por saber lo que siente cada miembro de esta familia Verili.

Pin It on Pinterest