Cada año tocan las mismas señoras a la puerta para vender los bizcochos que hacen en sus casas. Años compràndoles ..los traen en bandejas, que se van vaciando ..ahora venden menos que antes porque hay competencia con tanto produzco elaborado..

image
Como soy fiel a la tradición anual , ya tenemos el bizcocho de chocolate para el desayuno y para recibir a nuestro hijo que por fin llega hoy a casa tal cual hijo pródigo después de su viaje de fin de curso con amigos.

Estos deleites de verano , tanto el de chocolate como el de pasas , ya ni los pruebo pues intento cuidarme durante el día hasta la cena en que salgo a celebrar la vida con amigos y ahí no me estoy cuidando nada..las vacaciones también son para dar libertad al cuerpo.

Pin It on Pinterest