Forest Gump decía que su mamá opinaba que la vida es como una caja de bombones..que nunca sabes con qué te vas a encontrar..pues así es. Lindo por fuera, feo por dentro o los que parece que nadie los quiere, seguro que al morderlos son deliciosos; también hay q decir que algunos son malísimos y otros impresionantes..ay ay ay..que han abierto una chocolatería..aupa el nombre..cerca de mi casa con chocolates de diseño y probé uno que sabía a rosasssssss que aún me queda el aroma en el paladarrrrrrr..
Mi amiga vino a casa para conocer a mi madre y tan educada que nos trajo una caja así o más llena de bombones..pues a lo tonto a lo tonto, me la he ido comiendo entera..mis padres se fueron y nadie prueba más que yo y a mí no me amarga un dulce, es más me alegra la vida y me gusta tanto terminar con un trozo de chocolate..eso sí, no de licor, aunque si un día no hay más remedio, le quito la «frutilla» y tiro el líquido y hasta lo lavo..y para adentro..y viva la vida¡

Pin It on Pinterest