café+ alfajor
Estos son mis premios en mi jornada de ski, que está siendo muy breve por frío polar; ayer subí y bajé una pista y regresé..qué suerte aprender a decir que no..a veces..ojalá siempre..pero supe decir basta para disfrutar de otras cosas, como esperar al resto leyendo o hablando con un fotógrafo de las pistas quien me dijo que en toda su vida , ayer se tocaba la cabeza para saber si la tenía..ja ja..que con el viento arriba había -22..qué locura innecesaria..todo lo que se pueda evitar, mejor..
Así es que ese café con alfajor espolvoreado en azúcar lo recibía como un mimo a mi cuerpo..y es que cómo lo agradece, verdad ? un descanso, un alimento, un abrazo..son sus mimos…

Pin It on Pinterest