Empezar cualquier día así es un canto a la vida y a lo pequeño.
Tan sencillo como dos palabras, en un trozo de papel roto.
Cuando das amor, recibes más amor.

Pin It on Pinterest