Envíos gratuitos para pedidos de más de 80€

Carteles 5

Lo compran para hacer extensiones. Se paga el kilo a 150 euros. Conocí a una mujer que me impactó al contar que vendió su pelo, que era una trenza gorda, e hizo tartas en los pocos huecos que tenía, para poder pagarse la peregrinación a Salta. Tiene un hijo de 2 años, Agustín, que está inmóvil debido a una meningitis. Ella cargaba con él las 24 horas del viaje y su niño que sólo movía la cara, lanzaba besos.

4 Comments

  • Paqui

    Todo consiste en la necesidad del ser humano y en los momentos que nos toquen vivir.

    Mis padres tuvieron que salir corriendo hacía Ceuta donde mi hermano cumplía el servicio militar,porque se encontraba en el hospital enfermo con depresión.Estuvo tres meses allí y no dejaron trasdalarlo a Sevilla,nada de familiares con él,así que imaginaros como mi madre vivió aquellos meses hasta que no termino licenciado;yo la recuerdo con un sin vivir en el alma,no sabía donde acudir y se le daba de puertas en las narices.Ella,mi madre busco gente de aquí que trabajaba allí y le mandaba comida con ellos,libros,música..
    La reabilitación cuando llegó a casa fue lenta,todos los cinco hermanos unidos para ayudarle a él, aunque yo sólo tenía catorce,se me despertó una fuerza para que él se encontrase bien que todavía no he soltado,ni pienso soltarla por nada de el mundo,lo doy todo de mi.

  • begoña

    La verdad es que el tema de hoy tiene miga, jo que fuerte, el comentario que haces hoy con la mujer que vendio su trenza para que hacer tartas, la verdad es que es un impacto como siempre. Fue una de las mujeres que fue con vosotros a la peregrinacion de Salta, la verdad es que desde luego se puede decir que esto si que es una madre coraje. La verdad es que me has puesto los pelos como escarpias cuando lo leido. Bueno debia ser muy tierno que el niño lanzara besitos a su madre solo que pasada, te vas superando en tus comentarios la verdad.

    Gracias vero por tus comentarios que llenan mi vida de color, y demas. besitos bego

  • Verili

    Bego, los besos me los lanzaba a mí que estaba an al asiento del otro lado del pasillo del bus.

  • Visent

    La consecuencia más positiva que podemos extraer del comentario que Vero nos pone hoy, es ver lo que una madre es capaz de hacer por un hijo, y más con las circuntancias que se daban en él. Esa entrega y atención pendiente durante el viaje, es una demostración de un gran amor hacia el hijo.
    Ya se que todas vosotras sabéis ,lo que signiifica ese amor para con los hijos, pues todas habréis tenido alguna ocasión para demostrarlo.
    Es pues un deber de los hijos correspomder a esa entrega y amor que las madres han tenido con nosotros a lo largo de la vida , porque como se suele decir rmadre solo ha una. .
    Buen domingo para todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

¡Bienvenido a Verili!

Regístrate y recibe un 10% de descuento en tu primera compra.