Cómo me gusta escuchar su sonido..y más ahora. Los frutos de este árbol me recordaron a este instrumento que no sabe mucha gente tocar bien. Tienen una forma elegante, como si fuera un capote de torero; y esos cordones que no se ajustan bien a los dedos.
En las 8 semanas que llevo fuera he tenido al suerte de verlas tocar y escuchar en La Traviata. También en el espectáculo buenísimo de Mayumaná, que también actuó en España. El momento en que aparece la mujer en escena, cantando flamenco y bailando a la vez con las castañuelas, me dio un subidón.
¿¿ Quién no ha tenido en casa algunas cuando éramos pequeños ?? Igual que la armónica..veo que saco otro tema para comentar..

Pin It on Pinterest