Ayer volé y me sentí tan en paz recorriendo la casa museo de Sorolla, además de tener el privilegio de ver su recién inaugurada exposición que os recomiendo y os cuento abajo.

El Museo Sorolla ha inaugurado hoy la exposición temporal ‘Cazando impresiones’ compuesta por un total de 227 óleos del pintor valenciano Joaquín Sorolla en pequeño formato sobre tabla, cartón u otros materiales.

La muestra permanecerá abierta al público hasta el 29 de septiembre y está organizada por el Museo Sorolla y la Fundación Museo Sorolla. Las obras expuestas pertenecen en su mayoría a la colección del Museo Sorolla, pero con la participación de un total de 44 obras de colección particular, casi todas inéditas.

A lo largo de su vida, Joaquín Sorolla llegó a pintar cerca de dos mil óleos sobre cartones o tabillas de muy pequeño tamaño. Los llamaba ‘apuntes’, ‘manchas’, o ‘notas de color’. Este formato fue cada vez más utilizado a lo largo del siglo XIX por los grandes artistas, ya que permitía recoger con rapidez ideas o impresiones de cosas vistas en obras independientes que iban más allá de un simple boceto.

Consideradas en un principio obras íntimas o productos inacabados, pronto se apreció en ellas su libertad creativa, y empezaron a exponerse y a cotizarse como muestras de lo más personal y original del artista. Sorolla las utilizó a veces para ensayar composiciones, pero a menudo como mero ejercicio. Las conservaba en su estudio, sujetas con alfileres cubriendo con ellas paredes enteras, pero pronto empezó a enmarcarlas, y en todas sus exposiciones estos cuadritos tuvieron una presencia abundante y destacada.