Ay que ver los adornos que tienen..cada cual más variado..mucho espumillón que no me gusta nada..son los únicos que venden..me parece..son los reyes del comercio..pero qué antipáticos son los cabritos..siempre hay uno vigilando el pasillo y que si le preguntas por algo no entiende o le pregunta en mandarín al de la caja..y no sabes si se están acordando de nuestra familia por pedir un celofán..por ejemplo..
Reconozco que cuando entro siempre salgo con algo que no buscaba. Les dedico siempre un diario porque es tema gracioso de comentar..asi os animo..Estos chinos..lo más gracioso fue ver en Buenos Aires unas chinas hablando en argentino..no les pegaba nada..¡

Pin It on Pinterest