Van dos amigos con una buena tajá y le dice uno al otro:
– Compadre ¿tu eres de vomitar?
– No, yo soy de Vodafone.