Qué bonita forma de llamar a esta tienda que a su vez tiene su propio nombre. No es pastelería ni confitería porque sólo venden diseños en chocolate y las mejores trufas de Buenos Aires. Repito el nombre de la ciudad porque cada día entráis gente nueva y no tenéis por qué saber que estoy dando un máster en esta parte de Argentina ya que con tanta foto y texto bonito , realmente me escribe gente de aquí dándome las gracias por el amor que pongo en su ciudad porteña y que ellos que viven a diario no la captan así..A mí me pasaría con Madrid en mi época de «sinvivir» .
Volviendo al tema de hoy, me imagino que os he tocado otro punto débil..Dicen que si tienes falta de cariño, necesitas tomar chocolate. Me gusta terminar de comer con un trozo dulce de lo que sea que me endulce el fin de fiesta.
Qué belleza esta taza hecha en chocolate puro. Cada semana presentan diseños nuevos. Los últimos: unas bailarinas de ballet. Muy delicado este arte. Huele a cacao puro. En la puerta siempre pide limosna un señor: Valentín, que es mi amigo y lo hace con la mano bien extendida, con una imagen de humildad tremenda, como pidiendo lo que sea en frente de tanta exquisitez.

Pin It on Pinterest