Como siento vuestras ausencias , os he traído estos dulces para alegraros el día. Me gustan las gominolas, aunque ya son pura química. No elijo las de fresa ni las verdes; prefiero las que tienen menos tinte. Me gusta deshacerlas en la boca y sólo lo consigo cuando me queda una. Las de la foto tienen hasta un plástico para agarrarlas de lo más chic.
Con este azúcar rico, podríais animaros a escribir gente nueva. Todos sois bienvenidos. Nuevas caras, nuevas vidas; please.