Así llaman los argentinos a los chupachuses. Los de la foto parecen auténticos chupetes pero en vez de goma, tienen caramelo. Me parecen geniales para venderlos en España y que los lleven los niños traviesos, ya que cada vez sueltan «el tete» más tarde..Mira que se sobreprotege a la infancia y así se atontan; recuerdo que en la época de mis niñas decían que cuanto antes lo quitásemos, mejor porque sino les pondrían ortodoncia de mayores y ahora es todo lo contrario, cuanto más tarde, mejor pues más les consuela y así se sienten protegidos..cuánta ñoñería; mi lema infantil es: «ñoño nunca».

Pin It on Pinterest