Suena a título de película..Pasé por esta ciudad sin disfrutarla como había planeado; demasiado trabajo acumulé como ya conté con la mudanza y la adaptación; el viaje a Malta me hizo parar y arrancar de nuevo y las salidas artísticas me remontaron el vuelo; superé el miedo a conducir y ahora no paro de hacerlo. Compartí con algunos amigos del alma, pero me faltaron muchos y también los del corazón; familia apenas un touch y no lo entendemos pues pareciera que siguiera viviendo en Argentina..poco deporte y anhelo de velocidad para mover las piernas y el corazón. Dormí un poco más porque no madrugamos tanto y descansé mucho. Justo cuando dejo todo casi a punto de caramelo, me tengo que marchar..ahora era el momento ideal para empezar a crear, para invitar a casa y celebrar la vida..unos días más de tregua hubieran sido buenos y agradecidos para gozar de esta nueva etapa , pero la mariposa cruza el Atlántico esta noche por motivos que os contaré en breve.
Qué mejor foto para despedir mi ciudad natal que con la tienda Verili que tenía en la calle Almirante…? Esta imagen es del día de la inauguración, en q tapizamos toda la calle de color Veili..cuántos buenos recuerdos..os regalo mucho amor hoy con esta imagen pues suma muchos sentimientos; sale muy fuerte el color, pero era realmente bella y diferente; imaginaos una tienda que proyectaba imágenes obre la pared hace 10 años..la gente pasaba horas buscando en los cajones cualquier diseño que les gustara..había libertad y era una caja de sorpresas. En este desprendimiento tan grande de mi vida, ya superé la pena de dejar aquel local único en aquella zona maravillosa..hasta he pasado en auto estos días y no he palpitado..prueba superada. A otra cosa mariposa.

Pin It on Pinterest