Escribo tarde porque he tenido muchos invitados y ha sido un día gozoso, pero de mucho trabajo en “fogones”. Lo mejor es cuando haces cosas ricas y sobra para la cena e incluso para el día siguiente y así se da vidilla a la cocina.