No soy nada cotilla, pero últimamente, cuando veo a un niño pequeño, me gusta saber su nombre..será que como cada diseño Verili intento que tenga nombre de mujer..lo q sí recuerdo es que de niños nos preguntaban que » de quién éramos «..y la historia se repite..antes te apretaban con las manos la cara y los mofletes se aplastaban..ahora ya no hay la misma alegría en el ambiente..la gente es menos simpática..comprando hoy en unos chinos, una señora que pagaba detrás mío era reantipática..y casi más que los dueños de la tienda con ojos achinados (os he dado una pista..ja ) ..que esos sí q son poco sociables..y de los padres, heredan los hijos la antipatía también..
Vamos a preguntar nombres y que se aguanten los progenitores gruñones, que el protectorado terminó..

Pin It on Pinterest