Seguro que si ayer vino alguno así al bautizo de Mía, se ablandaría porque no cupo más amor.

 

Pin It on Pinterest