Qué falta hace con esta sequedad..y me da pereza ponérmela. Recuerdo que siempre de pequeñas le pedíamos a alguien de la familia que si le dejábamos untarles crema, porque esa era la palabra. Ya no quedan personajes que lo pregunten y si quieres q te pongan crema, a pagarlo toca; como todo ya.
Los pies la agradecen. Vamos Paqui, un consejito estival..

Pin It on Pinterest