Les presento otro día más ¡¡
Así sonaba el comienzo de un espectáculo; ya son palabras en desuso. Ya no hay damas además de las del parchís? Una se siente dama por su honor y privilegio de nacer mujer. Hoy caballeros quedan; pocos, pero quedan. Visent y Santiago son los nuestros. Ojalá llegaran más.
A veces se leen estos nombres en las puertas de los cuartos de baño públicos; otro día volveré a tocar este tema pues quieren ser ya tan modernos que hay que descifrar el signo que ponen para distinguir si es el de Él o el de Ella.
» Dama, dama, de alta cuna y de baja cama..señora de su señor, amante de un vividor..»así cantaba Cecilia.