Existen máquinas expendedoras de bebidas tan psicodélicas ( o como se escriba) que lo único q le falta es darte de beber. Ayer encontré una de ellas, pero que además de bebidas vendía, atención ¡: chupetes, preservativos, compresas, támpax, tiritas, chocolatinas, pañales..y mucho más q no recuerdo. Me pareció un acierto. Hay veces q en una urgencia, si te cuesta tres veces más q su valor, das las gracias y todo.

Pin It on Pinterest