image
image

image
image
image
Vine a acompañar a mi marido por su trabajo y pasé un día diferente.
Ciudad llena de corazones y de personas que parecían enamoradas ; muchos extranjeros y la mayoría rusos.
Mucho silencio y recogimiento ..pocas palabras ..visita a la catedral que sólo puedes acceder pagando seis euros ,que barbaridad ¡ esto no lo querría el Papa Francisco..
Búsqueda de un regalo para mi suegro cumple 85 ..pero sin suerte.. Ya que me oriento muy mal y me pierdo entre las calles y en cierto modo me crea inseguridad alejarme del punto de partida.
Observando escaparates viendo flores y todo aquello que no se puede hacer en el día a día , alguna compra que otra necesaria y un regalito para el cuerpo como la visita a una tienda de productos del Mar Muerto donde me hice una exfoliante de manos que están gastadas y necesitadas de mimo..me fui con todo
tipo de aromas sobre mi piel para ir al concierto en el Palau de la Música .
Todo esto m bonito pero con un pensamiento constante en emily que está a punto de era madre y espero que «me espere » a hoy sábado en que estaré llegando cuánto antes sea posible..

Pin It on Pinterest