LLevo ya casi 5 días aquí. No para de diluviar y paso los días en casa descansando. Acompañada de la familia y los amigos. Son ya 1o días sin hormonas para prepararme para el tratamiendo del 23 de febrero y la verdad es que me siento muy extraña, pero por suerte después de la operación ya conocí este estado físico y anímico y no me asusta. Es una sensación de menos vida cada día pero con mucha fe y paz. No quiero transmitiros nada triste ni que me escribáis palabras de consuelo porque no es lo que pretendo, por favor ; sólo que muchos me preguntáis cómo estoy y como ya me cuesta escribir, porque me bailan las letras..pues aquí lo hago de un plumazo y a otra cosa mariposa.
Bueno, termino con este refrán: » El amor es fuego, pero con él no se cuece el puchero».

Pin It on Pinterest