Los del hemisferio norte apenas lo usaréis pues estáis muchos de vacaciones y los del hemisferio sur, tampoco todos por ser sábado. Yo sí, y a las 8, pues no puedo faltar a mi cita en el Comedor del Peregrino. Con tanto viaje, es lo que más extraño pues los quiero y necesito. Ahora hay un voluntario nuevo y en vez de entregarles la comida, he pasado a servirles el chocolate caliente en sus botellas, pues ellos tienen que traer una pequeña..si vierais cómo las traen..por supuesto q ahí se ve hasta el que es elegante pues aunque vivan en la calle, la llevan perfectamente lavada; otros traen una grande y beben varios de la misma..el que no encontró trae un vaso de cartón..otros son maniáticos y les gusta que les sirvas aún con restos de cocacola..mi compañera no me deja poner más de la medida, pero siempre trato de servirles de más ( lo mismo cuando les ponía el plátano en la bolsa, q siempre les buscaba el más grande..); algunos tienen tanto frío que beben rápidamente para entrar en calor..qué ternura Dios mío.
Yo hoy quería hablar del sonido del despertador y de lo mal que lo llevo cuando suena al alba cada mañana; ayer sentí que no me lo llevaré a España con el ajuar..que se queda en su tierra natal..

Pin It on Pinterest