Ahora voy menos acelerada que antes, así es que me pasan menos..pero el lunes viví dos seguidos: primero, me puse un calcetín diferente ( por qué se desparejan tanto??) , aunque ambos de la misma tonalidad y calidad; segundo, en pilates me puse conscientemente unos iguales de mi colección Verili de hace muchos años..que eran de lana como seda..pero la greca de arriba en uno era azul y en otro cámel..lo dejé así para seguir la broma..el profesor miraría raro..hasta que dijo que calcetines fuera para trabajar mejor..me dan igual tantas cosas que aún preocupan a muchos..que me siento liberada y es por eso que soy más feliz cada día.
Pero el despiste mayor que ya os conté una vez ocurrió hace 20 años..recién casada, con una hija y sin ayuda apenas; la dejaba en la guardería y me iba no corriendo, porque padecí muchas penas en un pie, a rehabilitación..me vestía muy rápido y me ponía cualquier cosa encima a modo de capas de cebolla..siempre fui así..y como hacía calor ese día, me quité el jersey delante del espejo, para hacer un ejercicio y de repente..ssss..la seda de un salto de cama-camisón salió resbalando encima del pantalón..lleno de gente mirand cada cual con su problema..me quedé helada..ah ¡ otro día en Icade..en ese pasillo largo, me di cuenta que la hombrera que había en el suelo era la mía..han pasado 25 años y me acuerdo..me la busqué y efectivamente era la época de Locomía y un hombro quedó pelado..ja,ja..