Hoy arribaremos a puerto a las 7 am..qué sensación de pisar tierra..
La mar calmó, gracias a la Virgen del Carmen, a quien le pedí por velar por los mares y océanos. La travesía ayer fue con sol y calma, pero muy lenta por no tener lugar para atracar.
Aprovechamos los días larguísimos para hacer de todo lo que no haría en mi vida diaria y como siempre, aprendiendo y aprovechando las oportunidades; de esta forma , lo menos bueno se olvida. Hemos paseado sin parar por cubierta, hasta hemos jugado a la búsqueda del tesoro..con unos de Bariloche ..¡..por todo el barco..piso arriba y abajo..cruzándonos con pasajeros que ya van aflojando y sonriendo..estamos haciendo listado de la fauna humana que convivimos..la señora del pelo erizo, la de la chaqueta salmón, el japonés bailón, la rubia operada, las 11818..americanas con pelo enorme rizado, las chinitas elegantes, la americana que no sonríe..
Hicimos pilates para arrancar el día..difícil por el movimiento del mar..genial a la vez viendo el mar..vimos cómo hacían cocktails y cómo se los beben de rápido todos los nórdicos y americanos..cuántos hay..y aprendimos a hacer formas con las servilletas..raro verdad? pues hasta una bota y una camiseta hemos hecho con ellas..curioso pues jamás me hubiera interesado por ello..lo que es tener tiempo..y hasta tomo dulces riquísimos que me pesarán en breve cuando me ponga el bikini..pero al lado de mis compañeros de viaje..qué panzas ¡
Terminamos con una representación musical de Abba..todo diferente.
La misión del viaje era darme entera y ya lo he cumplido.
Muy pronto estaremos conociendo Riga y os contaré mañana..ni os imagináis lo que cuesta ..en todos los sentidos, poder escribir cada día el diario..no hay buena señal.
Besos desde el Báltico y en día 5 de crucero.

Pin It on Pinterest