Y tanto ¡ La mañana en el concesionario de mi coche , a donde llegué muy pronto para dejarlo en revisión; como el acceso a mi casa es más que complicado y no hay transporte público, opté por quedarme allí hasta que estuviera a punto..total que 5 horas de descanso mental y físico, lo que me hacía falta y a la vez un premio pues jamás en mi vida me veréis sentada viendo la tele..y lo viví como una oportunidad junto a otros señores que esperaban a ser atendidos..parecía ya de la casa..vi las noticias, una entrevista a un político..mentiras todo..y hasta a Arguiñano cocinar..qué fácil lo hace y cómo me gustó recordar aquella etapa en que en mi taller de Almirante, siempre estaba la tele encendida y se escuchaba de fondo decir : rico-rico..

Hablé con la señora de la limpieza, quien me contó que llegaba de sus vacaciones y «la sustituta» lo tenía muy sucio..»no quería decir nada malo de nadie», pero lo confirmaba..ja qué gracia venga a hablar con la escoba en mano..barrido por aquí y allá y sin parar de hablar María..venga a salir pelusa..le decía los rincones donde previamente y tras varias descansos en diferentes sillas, pude apreciar la necesidad de limpieza..

Leí el periódico, me tomé un café de la máquina, leí, organicé agenda, hice llamadas importantes..vamos tal cual spá en el concesionario..marché con el liquido de frenos y el aceite al día..

Una visión positiva a una larga espera. Bien, bien.

Pin It on Pinterest